Libros Gratis

Descarga Libros Gratis Sin Registrarse en Pdf y Epub, Libros Gratis Sin Tarjeta de Crédito, Pdf Gratis y Epub Gratis


Como Descargar, Los dias que nos faltan – Diana Scott en PDF y Epub Gratis

Los dias que nos faltan – Diana Scott


Estas buscando como descargar el libro Los dias que nos faltan – Diana Scott en PDF y Epub Gratis

Información
  • Titulo: Los dias que nos faltan – Diana Scott
  • Genero: ,
  • Formato: PDF , Epub
  • Idioma: Español
  • Páginas: 241
  • Publicado: 2017
  • Autor:
  • Visitas: 6964
  • Descargas Gratis: 728
Resumen del libro Los dias que nos faltan – Diana Scott

Central Park Stonebridge…
La pradera apenas se deja ver. La luz de una farola envejecida
enmarca a tres figuras que intentan esconderse de su propia maldad. Árboles
como gigantes hercúleos ocultan el brillo de las estrellas y enmascaran el
sonido de una conversación que amenaza con muerte y dolor. El viento frío
de la noche pareciera descubrir la intención de las palabras porque resopla
enfadado intentando aplacar las voces.
—Viajarás a Paris esta misma noche. No podemos perder más
tiempo.
—¿París?
—Sí. Allí te estarán esperando.
—Es muy pronto —. El rubio de dos metros y con una gran cicatriz a
modo de collar rugió molesto.
—¡Irás donde se te diga! Te reunirás con mi contacto. Cerrarás la
puta boca o te la cerraré yo mismo—. La voz rabiosa resonó en el parque.
—¡Tú no ser mi jefe! —El rubio irguió la espalda intentando
imponerse —¡Tú no mandarme!
—Ponme a prueba —Relojero endureció la mandíbula —y verás
cómo te fabrico una caja de pino con mis propias manos.
Sus ojos grises como plomo líquido resplandecieron de odio. Los
puños se cerraron dispuestos a luchar y su cuerpo se tensó por la espera.
Relojero estaba necesitado de una buena pelea y se le notaba.
El grandullón conocedor de sus ventaja física esperó ansioso el golpe.
Deseaba arrancarle de cuajo esa maldita sonrisa de perfecto sabelotodo.
—¡Genrikh! —La orden ancló al gigante en su sitio.
El segundo brabucón aparentando algo más de tranquilidad sólo
necesitó de una mirada para que el coloso se hiciera a un lado y callara como
corderito.
—Relojero… esos no ser los planes. Tú cambiar ¿por qué? —
Preguntó con engañosa calma.
—París es la oportunidad perfecta para convertir el Fabergé en
dinero. Genrikh viajará sin demora y se reunirá con mi contacto. Lo recibirán

sin hacer preguntas. En menos de veinticuatro horas seremos asquerosamente
ricos.
El jefe sonrió pero con sospechas. Él y Relojero llevaban años
trabajando juntos pero últimamente ese tunante ya no era el mismo. Matar a
aquél avaricioso arqueólogo lo cambió y no para bien. Tendría que estar
alerta.
—Misha, deberás asegurarte de que se sigan mis instrucciones al pie
de la letra. Si este estúpido la jode, yo mismo lo mataré —. Relojero escupió
sin delicadeza al gran jefe.
Genrikh resopló furioso mientras se lanzaba sobre Relojero. El
cuerpo de Misha lo detuvo nuevamente y el titán resopló como un toro de
Miura.
—Genrikh ser uno de mis mejores hombres y yo confiar en él. Si
dudar tanto ¿por qué no viajar tú mismo? —Sonrió con bravuconería
mientras cruzaba los anchos brazos resaltando sus fuertes biceps.
—¡Imbécil! Lo haría si pudiera —. Sus ojos inyectados en sangre se
encendieron como hierro ardiente y esta vez fue Misha quien se acercó a
Relojero con pasos lentos.
—Tú bajar el tono conmigo o no contarlo dos veces.
—¡Entonces no digas estupideces! —. Ladró rabioso —. Conoces los
motivos que me retienen. Encárgate que el Fabergé llegue a su destino y que
se sigan mis instrucciones al pie de la letra o estaremos tras las rejas en
menos de veinticuatro horas. Misha, si yo caigo, tú me sigues.
—Las rejas no asustarnos. No poder con nosotros —. Genrikh
respondió con brillo en la mirada.
—Pero yo sí, y si algo sale mal, iré a por ti y a por la ramera de tu
novia.
El relojero se giró sin miedo a la descarga de furia del titán que
nuevamente fue detenido por su jefe. El ladrón se marchó cubierto por la
oscuridad de la noche y con la muerte de un amigo tras su espalda que aún no
conseguía superar.
—Misha, yo matarlo. Relojero no ser de fiar —. Genrikh imaginó la
cabeza de Relojero en una bandeja y sonrió de lado.


Enlaces de Descarga: Los dias que nos faltan – Diana Scott

Puedes descargar el Libro Los dias que nos faltan – Diana Scott en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.



Sengundas Opciones de Descargas

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Los dias que nos faltan – Diana Scott, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir




Enlaces en PDF


Enlaces en Epub

Opiniones y Criticas Sobre el Libro Los dias que nos faltan – Diana Scott

Quieres dar tu opinión o crita sobre el Libro Los dias que nos faltan – Diana Scott, puedes hacerlo, haciendo click sobre el boton inferior de abajo.

Dar Tu Opinion
Ver opiniones/criticas
Compartir

¿Te gusta la lectura? Te invitamos a compartir este libro con tus amigos, usa los botones de abajo para que compartas en tu red social favorita y de esa manera impulses la lectura ¡!!

Dejar un comentario
comentarios

Comenta. Sé un pionero