Saltar al contenido

Fantasmas – Dean Koontz

Descargar Fantasmas – Dean Koontz

Información:


Resumen del libro Fantasmas – Dean Koontz

Durante el crepúsculo de aquel domingo de principios de septiembre, las
montañas sólo estaban teñidas de dos colores: verde y azul. Los árboles –pinos y
abetos– parecían vestidos con el mismo fieltro que cubre las mesas de billar.
Aquí y allá, las frías sombras azules aumentaban de dimensión y minuto a
minuto adquirían tonalidades más oscuras.
Tras el volante de su Pontiac, Jennifer Paige sonrió, embebida por la belleza
de las montañas y por la emoción de estar regresando a su lugar de origen.
Aquél era su hogar.
Salió de la autopista estatal y condujo el coche por la carretera comarcal que
ascendía serpenteando unos seis kilómetros, salvando el paso de montaña hasta
Snowfield.
En el asiento de al lado viajaba su hermana Lisa, de catorce años.
–Me encanta todo esto –comentó Lisa.
–A mí también.
–¿Cuándo tendremos nieve?
–Dentro de un mes, o quizá antes.
Los árboles se apiñaban en torno a la carretera. El Pontiac avanzó por el
túnel formado por grandes ramas y Jenny conectó las luces del vehículo.
–No he tocado nunca la nieve, sólo la he visto en imágenes.
–La próxima primavera estarás harta de ella –respondió Jenny.
–Jamás. Eso es imposible. Siempre he soñado con vivir en tierra de nieve,
como tú.
Jenny dirigió una mirada a Lisa. Se parecían mucho, incluso para ser
hermanas: los mismos ojos verdes, el mismo cabello castaño rojizo, los mismos
pómulos elevados.
–¿Me enseñarás a esquiar? –preguntó Lisa.
–Verás, cariño, cuando empiecen a llegar los esquiadores tendré que
atender los habituales huesos rotos, esguinces de tobillo, lesiones de espalda,
roturas de ligamentos… Me temo que estaré muy ocupada.
–¡Oh! – murmuró Lisa, sin poder ocultar su decepción.
–Además, ¿por qué aprender de mí cuando puedes tomar lecciones
de un auténtico profesional?
–¿Un profesional? –repitió Lisa, recuperando en parte su ánimo. –Claro. Si
se lo pido, Hank Sanderson te enseñará.
–¿Quién es?

–Con eso bastará –afirmó Tersch–. ¿Cómo se lo hacemos llegar?
Sara volvió la mirada hacia Bryce. El comisario no querría poner en peligro
a otro más de sus hombres para que llevara el cargamento hasta el pueblo. Por
eso, indicó al capitán Tersch:
–¿Podría traerlo un helicóptero militar?
–Así lo haremos.
–Será mejor decirle al piloto que no intente aterrizar. La criatura
multiforme podría pensar que intentamos escapar y, en tal caso, lo más
probable es que atacara a la tripulación y nos matara a todos el mismo instante
en que el helicóptero tocara tierra. Indique al piloto que permanezca en el aire y
haga bajar el paquete mediante un cable.



Enlaces Para Descargar: Fantasmas – Dean Koontz

Puedes descargar el Libro Fantasmas – Dean Koontz en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: Fantasmas – Dean Koontz

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Fantasmas – Dean Koontz, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *