Saltar al contenido

El informe Jano – Manuel Cerdan

Descargar El informe Jano – Manuel Cerdan

Información:


Resumen del libro El informe Jano – Manuel Cerdan

Jacinto Milans llevaba años prometiéndose una visita al Vaticano. Y, por fin, aquel
mes de agosto de 2005, materializó sus deseos. Tiempo atrás, cuando era el director
del CESID, posiblemente lo habría recibido en audiencia hasta el mismísimo Papa.
Pero las jubilaciones siempre tienen un inexorable compañero de viaje: el olvido. El
general Arturo, como se conocía a Milans en los servicios secretos, se había
preparado para su nueva vida. Sabía que cuando uno era destronado se perdía el
poder y, por ende, la capacidad de irradiar miedo y respeto. A él todavía le quedaban
varias balas en el cargador, pero no le importaba la pérdida de influencia. En el
fondo, prefería pasar inadvertido por las calles de Roma con su pareja, como dos
turistas más. Su atuendo así lo evidenciaba: pantalones vaqueros, camisa a rayas rojas
y blancas con el cuello abotonado, zapatillas de piel y una gorra de deporte para
resguardarse de los rayos solares del ferragosto romano.
A sus sesenta y cinco años, el general del ejército de tierra en la reserva
presentaba un aspecto inmejorable: atlético, fibroso, nervudo… Aunque la cercanía
del río Tíber hacía mella en sus rodillas artríticas, no se había resentido de ellas en la
larga cola que tuvo que soportar en la via Bastioni di Michelangelo. La espera fue
más llevadera porque se resguardó, mientras avanzaba la fila, en la sombra que
proyectaba la muralla pontificia. Permaneció así una hora hasta que llegó a la puerta
de acceso de los museos en Viale Vaticano.
Una vez en el Patio de la Pina, con esa gran escultura esférica de Pomodoro,
agradeció la frescura de su césped y se dirigió hacia una de las galerías que daban al
jardín. Había programado contemplar las estatuas romanas antes de recrearse con los
murales de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. El frescor que transpiraban aquellas
gruesas paredes centenarias atenuaba la alta temperatura de la calle. Aminoró el paso
y se recreó en aquel largo pasaje que exponía una gran representación de la escultura
de la Roma imperial. Destacaban las esculturas de dioses paganos, emperadores y
senadores romanos. De repente, la frente de Arturo empezó a sudar y sus pupilas se
dilataron como si hubiese visto a la parca. La camisa se le empapó de sudor y sus
manos comenzaron a temblar. La mujer que lo acompañaba se alarmó, pero el general
quitó importancia a ese inesperado cambio en su estado físico.
—Es el cansancio, cariño. No te preocupes.



Enlaces Para Descargar: El informe Jano – Manuel Cerdan

Puedes descargar el Libro El informe Jano – Manuel Cerdan en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: El informe Jano – Manuel Cerdan

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro El informe Jano – Manuel Cerdan, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *