Saltar al contenido

El contrato – Lars Kepler

Descargar El contrato – Lars Kepler

Información:


Resumen del libro El contrato – Lars Kepler

El mar está en calma cuando la embarcación de recreo es avistada a la deriva en
la ensenada de Jungfrufjärden, en la zona sur del archipiélago de Estocolmo. El agua
tiene un color gris azulado, adormecido, y la lentitud con que se mueve recuerda a la
niebla.
El viejo avanza remando con su barca y grita un par de veces, aunque realmente
no espera obtener una respuesta. Ha pasado casi una hora entera observando desde
tierra firme cómo la embarcación deportiva se deslizaba de popa con la corriente.
El hombre maniobra su barca de manera que uno de los lados topa con la otra
embarcación. Recoge los remos, sujeta las amarras del embarcadero, trepa por la
escalera metálica y salta la borda. En medio de la cubierta de popa hay una tumbona
de color rosa. El viejo se detiene a escuchar unos segundos. Al no oír nada, abre la
puerta de cristal y baja un tramo de escaleras hasta el salón. La luz grisácea que se
filtra por las ventanas se esparce sobre los muebles de teca barnizada y la tela azul
marino que tapiza los sofás. Sigue descendiendo por la empinada escalera revestida
de madera brillante, pasa junto a la pequeña cocina y el baño y llega al camarote
principal. Un tenue resplandor se cuela por los ventanucos que hay cerca del techo e
ilumina una cama doble con la cabecera en forma de punta de flecha siguiendo el
contorno de las paredes. En ella está sentada una joven con una cazadora vaquera.
Está apoyada contra la pared en una lánguida postura, desplomada, con las piernas
separadas y una mano que descansa sobre un cojín rosa. Mira al viejo directamente a
los ojos con una expresión interrogante y temerosa.
El hombre tarda unos instantes en comprender que la mujer está muerta.
En el pelo, largo y negro, lleva un pasador en forma de paloma blanca: una
paloma de la paz.
Cuando el viejo se acerca y le toca la cara, la cabeza de la joven cae hacia delante
y de los labios brota un hilo de agua que le resbala por la barbilla.
En realidad, la palabra «música» significa el «arte de las musas» y hace referencia
al mito de la antigua Grecia. Las nueve musas eran hijas del poderoso dios Zeus y de
Mnemósine, la diosa de la memoria. Euterpe, la musa de la música, suele ser
representada con una flauta doble entre los labios, y su nombre significa «la que
deleita».
Eso que llamamos talento musical no tiene en verdad una definición general
aceptada. Hay personas que carecen de la capacidad de distinguir las frecuencias de
sonido de los distintos tonos y hay otras que nacen con una amplísima memoria
musical, con un oído absoluto que les permite dar una nota exacta sin necesitar la más
mínima referencia.



Enlaces Para Descargar: El contrato – Lars Kepler

Puedes descargar el Libro El contrato – Lars Kepler en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: El contrato – Lars Kepler

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro El contrato – Lars Kepler, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *