Saltar al contenido

Diario de un cuentista – Jorge Moreno

Descargar Diario de un cuentista – Jorge Moreno

Información:

  • Titulo: Diario de un cuentista – Jorge Moreno
  • Genero: ,
  • Formato: PDF , Epub
  • Idioma: Español
  • Páginas: 231
  • Publicado: 2015
  • Autor:
  • Visitas: 3436
  • Descargas Gratis: 365

Resumen del libro Diario de un cuentista – Jorge Moreno

Estoy loco. Muy loco. Pero no loco como esos que se ponen un
cucurucho en la cabeza y dicen que son Napoleón o Jesucristo. No, loco de
verdad. Aunque me avergüenza reconocer que alguna vez he dicho que era
Cleopatra para que me tomen en serio.
A los locos no nos toman en serio. Nada en serio. Estoy yendo a
terapia, aunque mi mujer no quiere. Dice que no nos lo podemos permitir, que
es muy caro. Pero yo sé cuál es su verdadera razón. Está liada con mi
terapeuta, y se siente mal si voy a verle. Mi terapeuta es majete. Muy majete.
Es caro, pero yo insisto en ir a él y le pago el doble por cada sesión. Cuando
me encierren, él se tendrá que hacer cargo de mi mujer y mis hijos, y le vendrá
bien el dinero. Es tan buena persona que intuye mis motivos y no se niega a
cobrarme el doble.
Realmente no me lo puedo permitir. Somos pobres. Muy pobres. Pero
pedí un préstamo. Había oído que hay que estar loco para pedir un préstamo,
así que me fue fácil.
Mi terapeuta es bueno. Muy bueno. Su método es la autosugestión.
Dice que con la sugestión de nuestro subconsciente podemos conseguirlo todo.
Yo ya lo estoy dominando. Me autosugestioné para que Scarlett Johansson
quisiera acostarse conmigo. Funcionó. Los primeros días dudé de que hubiera
tenido éxito y se lo dije a mi terapeuta. Él me explicó que Scarlett se moría de
deseo por mí, pero que no conocía mi dirección. Se ofreció a contactar con
ella y dársela, a cambio del precio de dos sesiones. Accedí. Ella debe de estar
a punto de llegar en cualquier momento. Pero ya sabemos que el tráfico está
mal. Muy mal.
Me cae muy bien mi terapeuta. Me alegro de que se acueste con mi
mujer. Mi mujer no es la mujer más hermosa del mundo, ni está entre las cien
más atractivas. Realmente es fea. Muy fea. Y asquerosa. Muy asquerosa. Al
principio no comprendí a mi terapeuta. Ahora sí. Estoy seguro de que utiliza la
autosugestión para convencerse de que es una top model.
A veces tengo momentos de lucidez y me dan ganas de vengarme de
ellos. Pienso en autosugestionarme y convertirme en homosexual y acostarme
con él. Afortunadamente pocas veces estoy lúcido. De mi locura no avanzo

mucho. Mi terapeuta dice que es porque realmente no quiero curarme y que
necesita que aumentemos las sesiones. No sé si tiene razón. Por si acaso, he
pedido otro préstamo.
Ahora tengo que dejar de escribir. Llaman a la puerta. He estado
autosugestionándome toda la tarde y debe de ser Scarlett. Es atractiva. Muy
atractiva.

—No sé, quizá me he pasado, no debería haberlo hecho —le digo a
Juan poniendo cara compungida—. ¡Tendría que haberlo hecho mucho antes!
—continuo, cambiando radicalmente mi gesto y acompañándolo de una sonora
carcajada.
—Desde luego, Pepe, no tienes remedio, me lo haces a mí y te mato.
No sé cómo sigo siendo tu amigo. Es más, no sé cómo te quedan amigos. ¡Que
Luis es tu compañero de trabajo!
—Venga, Juan, la culpa es vuestra por tener unas mujeres tan macizas.
Todos, menos tú. No, no, no digo que Marta no esté buena, sino que tú eres mi
amigo de verdad y nunca te haría algo así.
Este chico es de lo más tonto. Si su Martita hace tiempo que le regaló
unos preciosos cuernos. Pero el pobre es un poco corto.
—Más te vale, porque si no, te mato. Anda, termínate la copa y te llevo
a casa.
Quizá debería llamar a Marta, hace mucho que no quedo con ella. De
esta noche no pasa. Aprovecharé cuando Juan me deje en casa para
asegurarme de que esté sola.
Creo que he bebido demasiado. El bar se mueve a mi alrededor y esa
camarera parece que se ríe de mí. No sé por qué, ya le avisé de que no era de
comprometerme. ¡Uf, menos mal!, ya se para, pero su imagen se desvanece.
—¡Juan, Juan, me caigo! —intento gritarle, pero apenas me escucho.
¿Por qué no me coge? Parece que sus labios quieren dejar escapar una
pequeña sonrisa. Intento extender los brazos pero todo se apaga, creo que me
estoy desmayando.
¡Ah, no! Estoy consciente, ¡qué susto! Tengo que beber menos. Pero
¿por qué no veo? ¿Me he quedado ciego? Ya empiezo a acostumbrarme a la
oscuridad. ¿Dónde estoy? ¿Esto qué es? ¿Y ese olor? Enciendo el mechero y
puedo ver algo mejor. ¡Qué asco! Menuda masa repugnante. ¿Cómo habré
llegado a esta cueva? ¿Y esa peste? Marea solo de olerlo. Espero no
desmayarme de nuevo. He debido de perder el conocimiento y me han traído
aquí. No puedo pensar. Estoy empezando a ponerme nervioso. Y encima esa
masa… Sí, sí, se está moviendo. Viene hacia mí.
Salgo corriendo. Mis pies se hunden en el suelo viscoso y mis

zancadas se ralentizan. La masa asquerosa está cada vez más cerca. Veo un
agujero y no dudo, salto por él. Siento mi cuerpo caer hasta que un golpe me
frena.
Enciendo de nuevo el mechero. Veo unas cúpulas y un extraño tubo. Lo
tengo claro. No sé la razón, pero ahora puedo pensar mucho mejor. Todo está
claro. Incluso me sale la tabla del siete sin tener que contar con los dedos.
Nunca había tenido tanta facilidad para pensar, es como estar dentro de tu
propio cerebro.
Pero no, no es mi cerebro. Estoy dentro de mi propio cuerpo, el sitio
de la masa asquerosa era mi estómago. Dudo. Creo que estoy en un sueño,
pero no sé si es temporal o si es el sueño eterno. O quizá esté en el purgatorio.
Aquí lo veo claro, aquel olor del estómago era cianuro. Nunca lo he olido,
pero aquí todo es tan nítido, se piensa tan bien.



Enlaces Para Descargar: Diario de un cuentista – Jorge Moreno

Puedes descargar el Libro Diario de un cuentista – Jorge Moreno en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: Diario de un cuentista – Jorge Moreno

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Diario de un cuentista – Jorge Moreno, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *