Libros Gratis

Descarga Libros Gratis Sin Registrarse en Pdf y Epub, Libros Gratis Sin Tarjeta de Crédito, Pdf Gratis y Epub Gratis


Como Descargar, Dejate seducir – Annna Dominich en PDF y Epub Gratis

Dejate seducir – Annna Dominich


Estas buscando como descargar el libro Dejate seducir – Annna Dominich en PDF y Epub Gratis

Información
  • Titulo: Dejate seducir – Annna Dominich
  • Genero: ,
  • Formato:
  • Idioma: Español
  • Páginas: 148
  • Publicado: 2017
  • Autor:
  • Visitas: 43663
  • Descargas Gratis: 3456
Resumen del libro Dejate seducir – Annna Dominich

Aquel día estaban celebrando el cumpleaños de Alexei en el jardín. Yo no le conocía
personalmente, pero Vicky me había hablado de él. No obstante, nada me preparó para lo que sentí
cuando sus intensos ojos azules se clavaron en los míos. Aquel hombre me fascinó desde el
principio. Era salvaje, independiente, feroz, frío y a la vez puro fuego, pero sobre todas las cosas,
Alexei era un solitario. Enseguida me di cuenta de que las probabilidades de llegar hasta él eran
remotas, sobre todo para alguien como yo, que seguía prisionera de mis cicatrices y estaba tan rota
emocionalmente como él.
Mi padre nos maltrató a Vicky y a mí durante años. Fue algo más psicológico que físico, pero
nunca sabíamos lo que iba a ocurrir cuando llegaba a casa. El terror era tal que empezaba a temblar
incluso antes de verle aparecer por la puerta. Nos insultaba, nos menospreciaba y nos culpaba del
suicidio de mi madre, aunque todos sabíamos que se había atiborrado a pastillas porque no pudo
seguir soportando la presión de estar casada con un monstruo como él. Vicky siempre había intentado
protegerme. Al ser la hermana mayor creía que era su deber, pero yo estaba harta de verla sufrir por
mi culpa, así que una tarde me metí en medio de una discusión y acabé pagando las consecuencias.
Mi padre me empujó tan fuerte que caí sobre la mesa de centro del salón, que era de cristal, y la partí
con el peso de mi cuerpo. El resto os lo podéis imaginar: sangre y gritos. Cuando sentí la presión de
los cristales cortándome la piel, me mareé y estuve a punto de desmayarme. Recuerdo la sensación
de la sangre, cálida y pegajosa, resbalando por mi pierna, pero apenas recuerdo nada más hasta que
llegué al hospital. La peor parte se la llevó mi muslo izquierdo, que quedó prácticamente destrozado
por culpa de los cortes. Desde entonces me convertí en otra persona, razón por la que en algunos
momentos me sentía identificada con Alexei. Él también había sido víctima de unas cicatrices que le
habían cambiado para siempre. Aun sabiéndolo, seguía doliéndome su rechazo y me costaba entender
el motivo de sus constantes desprecios.
Desde que nos conocimos me ignoraba y, aunque hacía lo posible por llamar su atención,
siempre me contestaba de manera cortante y muy hiriente, pero en Navidad las cosas se torcieron del
todo entre nosotros. Alexei me hizo un regalo maravilloso, una antología poética de mi autor
preferido, y quise corresponderle. Sabía que uno de sus grupos favoritos tocaba en la ciudad y me
dije que podríamos ir juntos al concierto, así que compré unas entradas y se las regalé. Alexei las
rechazó, me humilló y me rompió el corazón. Nunca me habían hecho sentir tan poca cosa, ni siquiera
mi padre, que era un experto en tortura psicológica. Me dijo que jamás se fijaría en alguien como yo,
y por un momento tuve la sensación de que podía ver a través de la ropa las horribles cicatrices que
marcaban mi pierna.

—Probablemente —respondí con voz temblorosa.
—Dios… —sollozó, alzando el marco con la fotografía.
Éramos nosotras, de niñas, una de las pocas veces que fuimos felices. Papá se había ido de viaje
de negocios y la niñera que nos cuidaba nos llevó al parque de atracciones. En la foto sonreíamos
con nuestras nubes de algodón de azúcar en la mano.
—¿Te acuerdas? —pregunté sin poder contener la emoción.
—Como si hubiese sido ayer —respondió secándose las lágrimas—. Parecíamos tan frágiles e
inocentes…
—Pero no lo éramos.
—¿Cómo pudo hacernos eso, Sofía? ¿Cómo pudo ser tan cruel con dos niñas pequeñas?
—No lo sé… Solo sé que si no llega a ser por ti no lo hubiera soportado. Tú me salvaste, Vicky.
Tú me diste la única oportunidad de ser feliz. Eso es lo que significa este regalo. Pasé muchos años
pensando que me habías abandonado, me costó entender la realidad, era demasiado pequeña y estaba
asustada, pero te lo debo todo.
—No digas tonterías —murmuró abrazándome contra su pecho—. Hubiera hecho cualquier cosa
para protegerte, nunca supuso un esfuerzo, ya te lo dije. La mayor recompensa es estar aquí, juntas a
pesar de todo. Nosotras ganamos, Sofía, vencimos al monstruo y nos hicimos más fuertes. Quédate
con eso y empieza a ser feliz. Lo único que falta para que mi felicidad sea completa es verte sonreír,
amar, vivir… Olvídate de las cicatrices. Y no hablo solo de las de tu pierna. Olvídalas.
Y así, abrazadas, nos quedamos dormidas.


Enlaces de Descarga: Dejate seducir – Annna Dominich

Puedes descargar el Libro Dejate seducir – Annna Dominich en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.



Sengundas Opciones de Descargas

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Dejate seducir – Annna Dominich, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir




Enlaces en PDF


Enlaces en Epub

Opiniones y Criticas Sobre el Libro Dejate seducir – Annna Dominich

Quieres dar tu opinión o crita sobre el Libro Dejate seducir – Annna Dominich, puedes hacerlo, haciendo click sobre el boton inferior de abajo.

Dar Tu Opinion
Ver opiniones/criticas
Compartir

¿Te gusta la lectura? Te invitamos a compartir este libro con tus amigos, usa los botones de abajo para que compartas en tu red social favorita y de esa manera impulses la lectura ¡!!

Dejar un comentario
comentarios

Comenta. Sé un pionero