Saltar al contenido

Dean R Koontz – La voz de la noche

Descargar Dean R Koontz – La voz de la noche

Información:


Resumen del libro Dean R Koontz – La voz de la noche

– ¿Has matado algo alguna vez? – preguntó Roy. Colín frunció el ceño. – ¿Como qué?
Los dos muchachos se hallaban en una colina alta situada en el extremo norte de la
ciudad. Más allá se extendía el océano. – Cualquier cosa. ¿Alguna vez has matado
algo, sea lo que sea? – No sé a qué te refieres -contestó Colin. A lo lejos, sobre el agua
bañada por los rayos del sol, un gran barco navegaba en dirección norte, hacia el lejano
San Francisco. Más cerca de la orilla había una plataforma petrolífera. Sobre la playa
desierta, una bandada de aves picoteaba incesantemente la arena mojada, en busca de
comida. – Tienes que haber matado algo -dijo Roy con impaciencia-. ¿Chinches tal
vez? Colin se encogió de hombros. – Sí, claro. Mosquitos. Hormigas. Moscas. ¿Y qué?
– ¿Te gustó? – ¿Si me gustó el qué? – Matarlos. Colin clavó los ojos en él y finalmente
movió la cabeza. – Roy, a veces dices cosas muy raras. Roy sonrió. – ¿Te gusta matar
chinches? – preguntó Colin inquieto. – A veces. – ¿Por qué? – Porque es un bombazo.
Todo lo que a Roy le parecía divertido, todo lo que le entusiasmaba, decía que era «un
bombazo». – ¿Qué es lo que tiene que gustarme? – quiso saber Colin.

Colin entró en la cabina telefónica de una gasolinera, a cuatro manzanas de distancia
de la mansión Kingman. Marcó el número de los Borden. Contestó Roy: -¿Sí? – ¿Eres
tú, hermano de sangre? Roy no respondió. – Estaba equivocado -dijo Colin. Roy
permaneció en silencio. – Te llamo para decirte que estaba equivocado. – ¿Equivocado
en qué? – En todo. Me arrepiento de haber roto nuestro juramento de hermanos de
sangre. – ¿Qué pretendes? – Quiero que seamos otra vez amigos. – Eres un gilipollas. –
Lo que más deseo en el mundo es que volvamos a ser otra vez amigos, Roy. – No es
posible. – Tú eres más listo que todos ellos. Eres más listo y más fuerte que ellos.
Tienes razón, son todos un puñado de imbéciles. Los adultos también. Resulta fácil
manipularlos. Ahora me doy cuenta. Yo no soy como ellos. Nunca lo he sido. Soy
como tú. Quiero estar de tu parte. Roy volvió a quedarse callado. – Te demostraré que
estoy de tu parte -prosiguió Colín-. Haré lo que deseabas hacer. Te ayudaré a matar a
alguien. – ¿Matar a alguien? Colin, ¿has vuelto a tomar píldoras de ésas otra vez? Lo
que dices no tiene sentido.



Enlaces Para Descargar: Dean R Koontz – La voz de la noche

Puedes descargar el Libro Dean R Koontz – La voz de la noche en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: Dean R Koontz – La voz de la noche

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Dean R Koontz – La voz de la noche, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *