Saltar al contenido

Como caida del cielo – Megan Marsell

Descargar Como caida del cielo – Megan Marsell

Información:

  • Titulo: Como caida del cielo – Megan Marsell
  • Genero: ,
  • Formato: PDF , Epub
  • Idioma: Español
  • Páginas: 141
  • Publicado: 2018
  • Autor:
  • Visitas: 4791
  • Descargas Gratis: 3508

Resumen del libro Como caida del cielo – Megan Marsell

Edward se llevó la mano a la cabeza. Era un clásico gesto de frustración y
tomó aire, intentando mantener un tono de voz razonable. La señora Bone
consideraría una ofensa que empleara un tono agresivo, pero por otra parte, el
orgullo no le permitía sucumbir a la desesperación y suplicar.
– Intentemos hablar de esto con calma – dijo angustiado – Estoy seguro de que
lo de meterle mermelada en las zapatillas solo ha sido una travesura. Ella no
es consciente de… del daño que causaba. Al fin y al cabo, solo tiene seis años.
– ¡Pues yo no aguanto más! – replicó la mujer – Lo hizo solo porque esta
mañana la castigué por no querer comerse las ciruelas
– A Silvie no le gustan las ciruelas, señora Bone. Le he pedido una y otra vez
que no la…
– ¡Las ciruelas son excelentes para los niños! – insistió la niñera – Y si usted
me dejara aconsejarle, nos habría ido mucho mejor, pero, al igual que su hija,
usted no entiende razones… – el labio superior comenzaba a temblarle de
indignación.
Edward inclinó la cabeza sintiendo un dolor punzante en ella. Lo que le
faltaba. Una jaqueca.
– ¿Y no podemos solo…olvidarlo?
– ¡Por supuesto que no!
– Estoy seguro de que no volverá a ocurrir.
– ¡Ja! Usted no tiene ningún control sobre su hija. Me resulta incomprensible
que un hombre maduro pueda permitir que una niña convierta esta casa en un
caos.
– Señora Bone, Silvie perdió a su madre hace solo dieciocho meses.
– ¡Y desde entonces usted ha perdido siete niñeras!
– Seis – la corrigió bruscamente.
– ¡Siete! – replicó, inclinándose para agarrar sus bolsas – Puede enviar mi
salario a la dirección de mi hermana – y sin más, dio media vuelta, abrió la
puerta y se marchó en medio de la noche.
– ¡Señora Bone! – gritó Edward tras ella – ¡Por lo menos espere hasta mañana
por la mañana!
Su súplica no tuvo efecto alguno. En cuestión de segundos, Edward oyó el

ruido de la puerta de un coche al cerrarse seguido por el sonido de un motor.
Cerró la puerta lentamente, resistiendo la necesidad de apoyar la cabeza
contra ella y llorar como un niño. Pero aquella angustia solo duró un instante.
Tras él, oyó los tropiezos y susurros de un cuerpecito moverse. Giró con la
precisión de un soldado y miró a su hija que se asomaba por la esquina del
vestíbulo.
– ¿Ya se ha ido? – susurró Silvie, arrugando su pequeña nariz en un mal
intento de ocultar su esperanza.
– Sí, se ha ido – gimió
– ¿Para siempre? – preguntó con inocencia.
– Eso me temo. Y gracias a ti.
Inmediatamente una sonrisa triunfal apareció en el rostro de la niña y estalló
en gritos de pura alegría, sin fingir ningún arrepentimiento. Edward elevó los
ojos al cielo.
– ¡Se ha ido, se ha ido! ¡La bruja se ha ido!
Edward adoptó una postura rígida en medio de la habitación y gruñó en su
tono más enérgico.
– ¡Ya es suficiente Silvie!
Silvie continuaba bailando sobre el sofá.
– ¡Se ha ido, se ha ido! ¡La bruja se ha ido! – Edward enrojecía y sentía que se
le estaba agotando la paciencia.
– ¡A la cama! – lo que no había conseguido con un gruñido, lo logró con un
rugido.
La niña enmudeció y por fin prestó atención a su padre. Pero no lo obedeció.
Silvie se deslizó del sofá y lo miró con determinación.
– ¡No la quería! Era mala, fea…
– Y has hecho todo lo posible para echarla – la acusó su padre – Sabes que
necesitamos su ayuda, pero aun así…
– ¡No necesitamos ayuda! – gritó Silvie – y… siempre me había cuidado
mamá y la cocinera.
– La cocinera no está todo el día en casa – exclamó Edward – ¡Y yo no soy
mamá! Tengo que trabajar, no puedo quedarme en casa todo el día
cuidándote.
– ¡Mamá lo hacía!
– ¡Porque yo estaba trabajando! – exclamó Edward.
– Cuidando a otros… en el hospital – intervino Silvie en tono acusador. Y
hubo algo en su tono que apaciguó el enfado de Edward.



Enlaces Para Descargar: Como caida del cielo – Megan Marsell

Puedes descargar el Libro Como caida del cielo – Megan Marsell en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: Como caida del cielo – Megan Marsell

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Como caida del cielo – Megan Marsell, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *