Saltar al contenido

Arco iris roto – Mary Jo Putney

Descargar Arco iris roto – Mary Jo Putney

Información:


Resumen del libro Arco iris roto – Mary Jo Putney

Ahogando una risa histérica, Catherine Melbourne miró por encima el hombro del
edificio del que
acababa de salir; la vista de la oficina del abogado la hizo recobrar la seriedad de
inmediato.
No, no era un sueño; en la media hora recién pasada había adquirido un abuelo del que
jamás
había oído hablar y la posibilidad de recibir una herencia que daría un cambio total a
su vida: en
lugar de tener que buscar un empleo con el que escasamente podrían mantenerse ella y
Amy, habría
dinero suficiente para vivir con holgura. También había una casa antigua, una isla, un
patrimonio.
Claro que también habría responsabilidades, pero eso era normal. Toda su vida había
cargado con
pesadas responsabilidades.
Sólo había un problema. Debía convencer a ese abuelo recién encontrado de que ella y
su marido
eran dignos de ser los siguientes lord y lady de Skoal. Nuevamente sintió que le subía
la histeria a la
garganta, pero esta vez sin risa. ¿Qué podía hacer?
Apretó los labios; estaba clarísimo que iba a mentir. Ya había dejado pasar el momento
de decir
que Colin había muerto cuando habló con el señor Harweil en su despacho; el abogado
le había dicho
francamente que su abuelo no consideraría la posibilidad de hacerla su única heredera.
Torquil
Penrose, el vigésimo séptimo señor de Skoal, creía que una mujer no era digna de
gobernar su isla.
Tendría que encontrar a un hombre que hiciera el papel de su marido y fuera capaz de
hacerlo bien
para persuadir a su abuelo moribundo de nombrarla su heredera. ¿Pero a quién podía
pedirle eso?

La respuesta le llegó inmediatamente: a lord Michael Kenyon.
Michael había sido un buen amigo y tenía la cualifícación esencial de no haberse
creído nunca
enamorado de ella. Además, la última vez que se vieron le había dado carta blanca
para acudir a él si
alguna vez necesitaba ayuda.
Sabía exactamente dónde encontrarlo. Siendo hijo de un duque y héroe de la guerra, su
nombre
aparecía regularmente en las noticias de sociedad. «Lord M. K. está en la ciudad para
la Temporada,
huésped del conde y la condesa de S.» «Se ha visto a lord M. K. paseando en su
carruaje por el
parque con la señorita F.» «Lord M. K. acompañó a la hermosa lady A. a la ópera.»
Catherine había
leído compulsivamente estos ecos de sociedad.
Si Michael estaba dispuesto a ayudarla, tendría que pasar con él un tiempo
considerable, lo cual
significaba dominar rígidamente sus sentimientos. Pero en Bruselas, la primavera
pasada, había
conseguido hacer eso muy bien, de modo que podría volver a hacerlo.
Mucho peor era que tendría que mentirle. Michael se sentía en enorme deuda con ella,
y si llegaba
a saber que estaba viuda y que se encontraba en una terrible situación económica, era
posible, e
incluso probable, que pensara que la mejor ayuda que podía ofrecerle era casarse con
ella. La idea
del matrimonio le produjo una peculiar agitación en algún lugar bajo las costillas.
Pero Michael jamás aceptaría el tipo de matrimonio que había tenido con Colin;
ningún hombre
normal lo haría. Tampoco podía revelarle su horrible defecto; la sola idea le formó un
nudo en el
estómago. Lo más sencillo, lo más seguro, era hacerle creer que Colin todavía estaba
vivo.



Enlaces Para Descargar: Arco iris roto – Mary Jo Putney

Puedes descargar el Libro Arco iris roto – Mary Jo Putney en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.

Click abajo para descargar


Otras Opciones Para Descargar: Arco iris roto – Mary Jo Putney

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Arco iris roto – Mary Jo Putney, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF

Enlaces en Epub

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *