Libros Gratis

Descarga Libros Gratis Sin Registrarse en Pdf y Epub, Libros Gratis Sin Tarjeta de Crédito, Pdf Gratis y Epub Gratis


Como Descargar, Abre los ojos – Paul Brown en PDF y Epub Gratis

Abre los ojos – Paul Brown


Estas buscando como descargar el libro Abre los ojos – Paul Brown en PDF y Epub Gratis

Información
  • Titulo: Abre los ojos – Paul Brown
  • Genero: ,
  • Formato: PDF , Epub
  • Idioma: Español
  • Páginas: 59
  • Publicado: 2017
  • Autor:
  • Visitas: 2545
  • Descargas Gratis: 1688
Resumen del libro Abre los ojos – Paul Brown

Tenía treinta y siete años pero había vivido casi tantas vidas como generaciones habían
existido a lo largo de los tiempos.
Al menos eso era lo que quería creer Draymond en aquellos momentos, y a lo que
se aferraba desesperadamente para intentar no sumirse en un pozo de tristeza y dolor.
Posiblemente la muerte lo esperaba al otro lado de aquella habitación de hospital en la
que llevaba ingresado varios días, por culpa de un maldito tumor cerebral y la
pasividad de los médicos, incapaces de discernir el siguiente paso a dar, lo que
mantenía a Draymond en una insufrible desesperación. Tras un sinfín de pruebas y más
pruebas, los médicos no acertaban a decidirse a operar, lo que daba en qué pensar a
Draymond y su familia, y no precisamente en algo halagüeño.
La posibilidad de que fuese cierta la reencarnación, o lo que hubiese después de la
muerte, le daba un plus de serenidad para afrontar la cada vez más cercana muerte,
pensando, o más bien quería con todas sus fuerzas creer, que la vida no acabaría allí,
sino que seguiría en otra vida, en otro cuerpo, o quién sabe en qué, pero que seguiría
existiendo. Siempre acababa en ese pensamiento cuando la amargura, la desesperación
y el pavor le envolvían y le devoraban las entrañas. Tenía tanto miedo a morir… No
podía soportar la idea de abandonar este mundo y dejar a sus seres más queridos: su
mujer, sus dos hijos, sus padres, su hermano… Pensar en no volver a verlos,
abrazarlos, sentirlos, le sumía en una auténtica pesadilla, pero muy real y cruel.
Tenía que haber algo después de la muerte, siempre lo creyó, aunque no sabía el
por qué. No era creyente en Dios alguno, aunque tampoco ateo, más bien creía en que
algo ahí arriba podía existir, pero sin saber concretar nada más. Tampoco le dio nunca
mucha importancia, tan sólo se dedicaba a vivir sin cuestionar si había un Dios o no.
Fin del asunto.
Pero también era cierto que hizo un viaje muy largo para descubrir si los sueños
que padecía desde niño tenían algo que ver con la realidad o simplemente eran eso,
sueños.

—Enrique Uribe Casas —pronunció Draymond despacio a una de las secretarias
del ayuntamiento de Logroño, para que anotase correctamente el nombre, y porque
apenas chapurreaba el castellano. Llevaban casi una hora explicando que habían
llegado de Estados Unidos para encontrar a un antiguo íntimo amigo de sus padres, para
retomar el contacto con su familia.
Después de una tensa y desesperante espera, por fin pudieron corroborar que ese
tal Enrique vivió en Logroño, y que ya había fallecido, lo que hizo suspirar de alivio a
Draymond al confirmar sus sospechas de que ese nombre completo que descubrió era el
de su otra vida. La excitación fue en aumento ante esta nueva revelación.
—¿Y tiene descendencia viva? —inquirió Daniela, que al ser sudamericana, se
manejaba bien con el castellano.
La secretaria indagó un poco más hasta encontrar la descendencia y anotó sus
direcciones en un papel. Draymond saltó de júbilo, por fin iba a conseguir desvelar
quién fue en su otra vida.
Llamaron a la puerta de la vivienda de una de sus hijas, la primera que anotó la
secretaria del ayuntamiento. Era un bloque de pisos un tanto viejo, al juzgar por la
fachada. Draymond esperó sentir algo, tener algún recuerdo, pero nada ocurrió. Al cabo
de un minuto el portero automático cobró vida.
—Perdone, ¿vive aquí Clara, la hija de Enrique Uribe Casas? —dijo Daniela
pegada al telefonillo.
—¿Quién es?
Daniela miró a Draymond inquisitiva, con las cejas enarcadas, sin saber muy bien
qué contestar.
—Dile que somos unos antiguos amigos de sus padres.
Así lo hizo Daniela, y repitió lo que su marido le dijo. Tras unos momentos de
silencio al otro lado del telefonillo, el sonido inequívoco del pestillo de la puerta
abrirse los sobresaltó, empujó a continuación la puerta con brío y entró en el rellano.
Una vez arriba, una señora de unos sesenta años de edad les esperaba con la puerta de
su vivienda entornada y cierta desconfianza.
—Son ustedes muy jóvenes para haber sido amigos de mi padre —habló con
dureza y expresión fría.
—Verá —comenzó a hablar Daniela, mientras Draymond le preguntaba por lo bajo
qué había dicho—, en realidad eran amigos de los padres de mi marido, y hemos
venido desde Estados Unidos para saber algo más sobre ellos.
Clara los miró de hito en hito, primero a uno y luego al otro, sin abandonar un
rictus ceñudo.
—Desde Estados Unidos… No sabía que mis padres tuvieran amigos que vivieran
tan lejos —contestó irónicamente.
—De jóvenes vivieron aquí, pero después se marcharon, y ya no han vuelto a saber

nada.
—¿Y su marido es mudo?
—Es que no entiende el idioma.
Clara susurró algo para sí y finalmente les abrió la puerta, aunque con evidente
recelo. Los invitó a sentarse en el salón y les ofreció café.
—Así que han venido desde Estados Unidos…
—Sí, hemos hecho un viaje muy largo, pero no se crea que solamente ha sido con
esta finalidad. Estamos de vacaciones, mi marido quería conocer la ciudad donde sus
padres crecieron, y ya que estamos, saber algo de los amigos de estos, más que nada
para contarle a mi suegra lo que fue de ellos. —No estaba mal la actuación, pensó
Daniela, mientras Draymond intentaba seguir el desenlace a través de los gestos.
—Pues mi padre murió hace ya muchos años —reveló pensativa—. Hará… treinta
y nueve años…, sí, eso es.


Enlaces de Descarga: Abre los ojos – Paul Brown

Puedes descargar el Libro Abre los ojos – Paul Brown en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.



Sengundas Opciones de Descargas

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro Abre los ojos – Paul Brown, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir




Enlaces en PDF


Enlaces en Epub

Opiniones y Criticas Sobre el Libro Abre los ojos – Paul Brown

Quieres dar tu opinión o crita sobre el Libro Abre los ojos – Paul Brown, puedes hacerlo, haciendo click sobre el boton inferior de abajo.

Dar Tu Opinion
Ver opiniones/criticas
Compartir

¿Te gusta la lectura? Te invitamos a compartir este libro con tus amigos, usa los botones de abajo para que compartas en tu red social favorita y de esa manera impulses la lectura ¡!!

Dejar un comentario
comentarios

Comenta. Sé un pionero